Una Pizca de Hogar: De Hangar de Aviones a Impresionante casa con niños.
25/8/14

De Hangar de Aviones a Impresionante casa con niños.



Casa con niños, tema profundo donde los haya. Desde que comencé con el blog no tenía otro propósito que hablar de casas reales, de las de verdad. Ya os he dicho muchas veces que las casas de revista no me gustan demasiado porque parecen decorados donde no vive nadie, sin detalles personales...

Por eso cuando vi esta casa, pensé: Esto es lo que quiero transmitir con el blog. Una casa puede ser bonita aunque se vea llena de cosas de niños. A veces con un estilo más nórdico, como aquella casa Happy Colors que  os enseñé, y de la que quedé profundamente enamorada. Y otras con un estilo más clásico o tradicional como esta de hoy.

Las casas son para vivirlas, y si en ella viven niños, pues más todavía. A estas alturas, si los tienes ya sabrás que es imposible disimular que estos menudillos viven en ellas.


Se trata de una vieja escuela de música que después pasó a ser un hangar de aviones, durante la segunda guerra mundial. Amplios ventanales, techos hasta el infinito y gruesas paredes de piedra caliza. Si hay algo que no falta aquí son metros.

Sus dueños, dos artistas. Han sabido dar a esta casa el calor de hogar que necesitaba para perder el recuerdo de lo que fue y convertirse en un bonito y espacioso hogar.



La pareja tuvo muy en cuenta el patrimonio de esta casa, por eso entre los muebles podéis ver la combinación que tantas veces os cuento de Viejo-Nuevo. Piezas nuevas con otras que datan de los años 20 procedentes de la herencia familiar. Y lo cierto es que el resultado no puede ser mejor a juzgar por las imágenes.





 En la habitación de los peques lo que más me ha llamado la atención es ese Orden en el Desorden. Los niños acumulan juguetes, material escolar y mil y una cosas. ¿Y ahora donde metemos los juguetes?. Nos lo hemos preguntado más de una vez. Las cajas, cubos y cestos, contribuyen a conseguir ese orden imposible, como veis aquí. 

Y vosotros ¿convivís con niños?
¿Se nota en la Deco de tu casa?.
Si te apetece que tu casa aparezca en Una Pizca de Hogar,
estaré encantada de enseñarla a todos nuestros lectores y amigos.

Puedes mandarme un Correo a
unapizcadehogar@gmail.com.

Feliz semana.-

8 comentarios

  1. Esa mezcla resulta perfecta como dices, preciosa la vivienda. Donde hay niños siempre se nota aunque haya orden hay vitalidad, dinamismo, alegría!!
    Bss

    ResponderEliminar
  2. Qué inspirador. Si ya me gustan los interiores, si le sumamos hangares e historia apaga y vámonos! Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Qué bonito... me quedo con ganas de mas fotos!

    ResponderEliminar
  4. Si señor, una casa llena de vida!
    Que buena idea enseñar casas de las lectoras, jajajaja
    un besote Maribel

    ResponderEliminar
  5. Coincidimos contigo, Maribel, en que nos gustan las casas vividas, no tan perfectas como aparecen en las revistas de decoración. Y qué mejor manera de vivirlas que con niños. Los nuestros ya van creciendo y no hay demasiados juguetes que ordenar, jeje. Este antiguo hangar es una verdadera preciosidad. ¡Ya estamos deseando ver las casas de tus lectoras!

    Besitos mil de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
  6. Bien descrito ese tema del orden en medio del caos. me llamo la atención la colección de botellitas en la ventana, por alguna razón, nunca faltan.

    Feliz semana, y te invito a mi blog. Mi casa no es digna de revista, pero sí muestro una que otra cosilla en medio del caotico y lindo mundo con infantes.

    ResponderEliminar
  7. Maribel, mi casa se parece a menudo a ese cuarto de orden-desorden de los niños, jajaja!!
    Me ha encantado la idea de este espacio con tanta historia convertido en hogar.
    Bsts

    ResponderEliminar
  8. Me encantan los espacios industriales transformados en casa y creo que este pasa a mi lista de favoritos!

    Dani,
    decoratualma

    ResponderEliminar

Vuestros comentarios le dan vida al blog. Muchas gracias por dejarme uno (no aceptamos publicidad, spam o URLs).

Una Pizca de Hogar © - DISEÑADO POR HERPARK