Una Pizca de Hogar: Hoy Compartimos, mi Lucas
26/11/14

Hoy Compartimos, mi Lucas


Y llegó el día de encontrarme con mis compañeras de Hoy Compartimos. Ya sabéis que es una cita mensual la que tenemos un buen grupo de blogs con contenido propio. Así que este mes con tanta manualidad, y tanto preparativo navideño ya pensaba que no me iba a dar tiempo. Pero no, aquí estoy sin falta hablando de alguien a quien quiero mucho mucho. 

Lucas, Luquitas, Chiquitillo o Piccolino. Son los nombres a los que responde nuestro guapo grifón. Aunque antes supongo se llamaría de otra manera. Nunca lo supimos la verdad, pero tampoco quiero pensarlo. 

Recién casados, un día por Navidad vi en el telediario ( qué tiempos aquellos, ahora solo veo Clan), una noticia tremenda, salvaje, sobre maltrato animal. Ese día, y los siguientes no dejé de darle vueltas a la idea de adoptar un perrito al que cuidar. Una forma de sentirme aliviada por aquella noticia. Ya lo habíamos hecho antes, con los perros de mis padres ( Jako y Yuma). Otros dos supervivientes que conseguimos rescatar de una perrera. Pero esta vez, era diferente, sería nuestro perro. 
Así sin pensarlo  mucho, mi chico ( entonces recién  marido), se acercó hasta la protectora de Godella ( un pueblo cercano), y lo eligió a él, mi piccolino... Parecía tan bueno, y calladito. Jajaja!!!. Lo supo hacer bien. La realidad era otra distinta. Resultó ser un loco perdido como su dueña. Ladrador, saltarín, cazador y hasta semental. Un encuentro de unas horas con Tera ( la perrilla de mis suegros), y familia numerosa, al canto.

Fuimos muy felices ese tiempo. Recuerdo como se metía en los laditos que colgaban del nórdico para hacerme compañía en invierno. Dormía conmigo por la noche y por el día con mi chico que venía del turno de noche ( menudas palizas de dormir se daba). También me acompañó y mucho en mis largas tardes de reposo al final de mi primer embarazo, no me cabe duda de que sabía que pronto crecería la familia. 

Con la llegada del enano se portó como un campeón. Recién nacido ( tendría 3 días o así el peque) una tarde lo dejé al sol en su hamaquita por aquello de la vitamina D. Qué bien los dos al solito!!. Hasta que en un golpe de vista veo el piececito del peque enterito dentro de la boca de Lucas. Uf... solo era un rechupeteo habitual. Pero qué susto me dio. Desde entonces los mejores amigos...

Pero, después la cosa se torció bastante. Tos, asma, bronco-espasmo, urgencias, salbutamol... Así pasamos largos meses carrera arriba y abajo al hospital con mi hijo. Alergia ninguna determinante en pruebas, pero medidas todas. Fuera peluches, fuera cortinas, fuera juguetes del cuarto, fuera colchón nuevo de látex, la lista no se acababa... Y lo peor de lo peor, fuera el perro por prescripción médica.

Así que con todo el dolor de mi corazón tuve que buscarle un nuevo hogar, eso si,  sin salir de la familia. Primero fue casa de mis padres ( allí era amo de un aren propio- con dos perrillas para él solo), pero sus dotes de semental le causaron serios problemas con el perro de mi hermano ( un american stanford que es dulzura pura, aunque en temas de féminas, se pone un poco chulito). Así que al poco hubo que cambiarlo a casa de mis suegros. Y ahora si que si, está fenomenal. Junto a Tera forman una pareja feliz que practica el amor libre, y sin ataduras. Los dos se hacen una compañía tremenda y viven la mar de bien sueltos en el campo. 


Eso si, él no olvida que esta es su casa y mi chico su amo. Solo espero algún día poder recuperarlo ahora que toda aquella pesadilla ha pasado. Y es que no sé desde cuantos párrafos arriba, estoy soltando lagrimillas...
Te queremos Luquitas!!. 

Podéis seguir a Hoy Compartimos en su página (click) o en su facebook ( click). 

22 comentarios

  1. Jo, qué pena... Espero que podáis volver a estar con el, y me alegro de que por lo menos esté feliz y cerca de vosotros!

    ResponderEliminar
  2. Vaya.....qué historia más bonita y...iba a decir triste pero no....me parece feliz! Vosotros lo podéis ver cuando queráis no siempre que queráis y él vive con su "amada" a sus anchas y en el campo hasta hacerse viejito...yo ya firmo!! Un besazo guapa!, nosotros tenemos ese mismo perro, misma raza, mismo color...pero con pilas! Jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con que a pilas, cómo mola!!!!!. Hasta para eso iguales. Un besazo.

      Eliminar
  3. Lo importante es que el perrito es feliz y que el nene esté bien. Las fotos son preciosas y la historia también. Por cierto... viendo la foto de tu perfil, ¿no te ha dicho nadie que tienes un aire a Sigourney Weaber? je, je...
    Un abrazo,
    Alejandra (www.entrepasteles.com)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, eso es nuevo!!. Muchas veces si me han dicho lo de Jorja Fox!!. Tengo que cambiar la foto, esto no es bueno y ese no es mi pelo!!!. Jajaja. Gracias por tu comentario, bienvenida.

      Eliminar
  4. Yo por eso no me hago las pruebas de alergia, como me de a los gatos no se que haría sin mis chiquitines.
    Espero que tu pequeñín esté bien ya, a mi hijo mediano le paso algo parecido durante el primer año, fue un horror, pero se le pasó y hasta hoy (ahora tiene 17).
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Jooo pobrecito!!! Bueno está en buenas manos y podeis verlo de vez en cuando... Y claro la salud del pequeñin es más importante!!! Te digo algo? Yo antes era alérgica a los gatos y no podia estar al lado de ninguno...ahora se me ha pasado...raro pero es asi... Quien sabe a tu hijo tb le pase y podeis recuperarlo...
    Un besazo !!! Y tb para Luquitas!!!

    ResponderEliminar
  6. Hay veces que pasa Maribel, pero me alegro que pudiéseis encontrar una solución tan buena. Es precioso Lucas!!
    Bss

    ResponderEliminar
  7. Un lucas es una preciosidad!!! Mis hijos llevan tres años suplicando un perro!!
    Seguro que Lucas es super feliz!!
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Me ha encantado la historia de Lucas...entiendo lo difícil que tuvo que ser buscarle otra casa, pero es genial que se quedase en la familia. Seguro que la alergia de tu niño mejora con la edad. Encantada de conocerte, un beso. Bea

    ResponderEliminar
  10. Ohhh, bueno, lo tenéis cerquirta. Me alegro de que haya gente como tu, involucrada en estos asuntos del abandono y el maltrato. Gracias...

    Un besote, Mamen

    ResponderEliminar
  11. Se me ha escapado a mi hasta alguna lagrimilla. Me alegra saber que queda dentro de la familia. Y quién sabe si volverá a vuestra casa, nunca se sabe...

    ResponderEliminar
  12. Que penita!!! Pero lo tenéis cerca y además esta estupendamente.

    Besos
    Isabel

    ResponderEliminar
  13. Me has hecho llorar porque yo tengo tres perritos que son parte importante de nuestra familia ( adoptados desde cachorritos, con meses, ahora tienen 3 años) y no quiero pensar que me pasara algo igual- Al menos sabes que está bien y es feliz además de cerca. Mil besos!!!

    ResponderEliminar
  14. Jo... yo también veo sólo Clan (y a veces también Disney Chanel o Boing)
    Qué guapo Lucas... menos mal que está en una casa que podéis visitar a menudo.
    Ánimo

    Besicos ♥

    ResponderEliminar
  15. Qué historia más bonita nos has contado, se parece a una película que le encanta a mi hija, sobre todo al principio. Aunque de momento no puedas estar con vosotros, sabéis que está en buenas manos, si todo va bien, seguro que en algún momento podrá regresar con vosotros y lo pasareis genial con él. No perdáis la esperanza.
    Un beso

    ResponderEliminar
  16. que ternura de historia!! que suerte que le encontraste casa cerquita para seguir viéndolo! Espero que pueda volver con vosotros pronto!

    un abrazo

    http://asicomolopienso.com/2014/11/24/hoy-compartimos-mascotas/

    ResponderEliminar
  17. bonita historia y aunque no le tengais en vuestra casa al menos esta en la familia y lo podéis ver de seguido, un besote

    ResponderEliminar

Vuestros comentarios le dan vida al blog. Muchas gracias por dejarme uno (no aceptamos publicidad, spam o URLs).

Una Pizca de Hogar © - DISEÑADO POR HERPARK