Una Pizca de Hogar: Ahorrar en la cesta de la compra en 12 trucos
21/4/16

Ahorrar en la cesta de la compra en 12 trucos

Cocina con pared de ladrillo visto

La cesta de la compra es una de esas cosas en las que parece más difícil ahorrar, pero no imposible. Hoy te cuento cómo hacerlo sin demasiado esfuerzo con estos trucos que aplico en casa.



No se trata de ir mirando cada céntimo que sale de tu monedero, pero si de llegar un control de lo que gastas y cómo lo gastas. Ya te conté que en casa hemos usado algunas de las aplicaciones para ahorrar y me han funcionado bastante bien, también aplico esta filosofía cuando reservamos las vacaciones intentando hacerlo al mejor pecio. Pero en lo que se refiere a la lista de la compra, ese gran agujero negro en el presupuesto de muchas familias, estos son los trucos que me funcionan muy bien.

Ahorrar en la cesta de la compra en 12 trucos

  1- Orden en la despensa
  2- La nevera siempre a punto
  3- Planfica el menú
  4- Haz inventario
  5- Al súper lista en mano
  6- Presupuesto flexible planificado
  7- Primero producto fresco y de temporada
  8- Cuidado con las ofertas engañosas
  9- Recuerda llevar tus bolsas
10- Tarjeta cliente, si
11- Cupones y descuentos
12- Si no tienes tiempo, compra a distancia

1- Orden en tu despensa

Para poder saber lo que necesitas y lo que no es fundamental que exista orden en tu cocina. En mi casa, ya lo visteis, no sé si me queda algún rincón por enseñar. En orden en mi despensa es primordial por eso tenemos todos los alimentos que no necesitan ser refrigerados en estantes y cajas de distintos tamaños y alturas. Así de un vistazo puedo saber qué tengo y qué necesito.

Es importante que coloques primero los alimentos que primero caduquen y más atrás los que no. Además intenta que siempre se guarden el mismo tipo de alimentos en el mismo lugar de tu despensa, así siempre la tendremos al día.

Hay algunos productos básicos como las legumbres, el arroz o la leche que no deben faltar nunca para tener un buen fondo.

2- La nevera siempre a punto

En la nevera pasa un poco lo mismo, mantenla ordenada y bien clasificada, colocando a la vista lo que primero tengas que consumir por caducidad o frescura. Si tienes la nevera limpia y ordenada es más fácil que sepas que alimentos frescos tienes y no necesitas comprar. Intenta también guardar los productos por tipos, así será más fácil localizarlos.

3- Planifica el menú

Te parecerá una tontería pero esos 20 minutos o quizás menos que dedicas a planificar bien las comidas y cenas que vas a hacer durante la semana te va a ahorrar tiempo en el súper, dinero en el coste total de la lista de la compra y seguro un calentamiento de cabeza menos a la hora de decidir cada día lo que harás de comer. Además te digo un secreto, si lo haces así es menos probable que acabes comiendo comida pre-cocinada o fast food.


4- Haz inventario

Al hilo de lo que te decía arriba coge papel y lápiz y planea todo el menú. Después revisa la despensa y escribe solo lo que necesites para preparar esas comidas y otras cosas de limpieza o aseo personal que necesitéis.

5- Al súper siempre con la lista

Una vez tengas la lista de la compra es momento de ir al súper o tienda de confianza. En mi caso he descubierto por calidad y precio que me compensa enormemente comprar carne, pescado y verduras en el pequeño comercio. Tiene mejor sabor, mejor precio y además te lo venden con mucho más amor. Sólo compramos en el supermercado el resto de productos "de despensa" (como yo los llamo).

Te diría que no vayas al súper con hambre y tampoco con todo el tiempo del mundo porque según los expertos vas a comprar muchas más cosas y seguramente tu compra va a ser más voluminosa, pero... eso ya es muy relativo. Yo prefiero ir con tiempo y detenerme bien a comparar antes de comprar. Lo del hambre, mejor ni comentar.

6- Presupuesto flexible pero planificado

No se trata de ir con la calculadora sumando lo que pones en el carro, pero si de tener más o menos un presupuesto claro para tus compras. Algunos usan la técnica de los sobres (ya sabes hacer "apartaditos" con los distintos gastos fijos y variables y no salirse de ahí), otros prefieren no ir con la tarjeta sino con efectivo para comprar sólo lo necesario y no pasarse... En fin, hay muchas formas de hacerlo, pero sobretodo lo que tienes que tener es control del gasto en alimentación.

7- Siempre primero productos frescos y de temporada

Lo verás en mis recetas. En mi casa intentamos siempre comer los productos de temporada, más aún cuando el huerto de los abuelos empieza a ponerse alegre y nos llena de frutas y verduras estupendas y de temporada. Si puedes no renuncies al placer de comer este tipo de alimentos, tu bolsillo lo agradecerá y tu cuerpo también.

Y si como a nosotros por temporadas se te acumula lo fresco, no hay problema, siempre se pueden hacer unas ricas conservas ( la mermelada de naranja en mi casa es un clásico que no perdemos oportunidad de hacer una vez al año para disfrutarla mucho tiempo después de estar frescas las naranjas)

8- Las ofertas no siempre lo son

Si alguna vez te ha dado por mirar bien eso del 3x2 podrás comprobar que no siempre lo es. A veces el ahorro no existe o es insignificante, así que antes de cargar con 3 productos de un montón de cosas que en mucho tiempo no vas a necesitar asegúrate de que realmente te interesa por precio.

9- No te olvides las bolsas

Creo que a golpe de que nos cobren las bolsas todos hemos aprendido a ir al súper con nuestras bolsas, pero no está de más el recordatorio. Además ahora hay unos modelos de bolsas para el carro la mar de prácticos, si los probáis me contáis ¿Vale?

10-Tarjetas de cliente

A veces no sirven para mucho más que para dar información al supermercado de lo que compras, cuándo y en qué cantidad, pero otras pueden ser sinónimos de descuentos, promociones y al final ahorro. Valora la posibilidad de hacerte tarjetas de cliente tipo Ikea Family o Carrefour.

11- Cupones, descuentos, van contigo al súper

En esto soy un auténtico desastre, no suelo acumular cupones ni descuentos, pero si soy socia de un súper en el que me van a acumulando descuentos cada vez que compro, así no tengo que andar pendiente de llevar encima los cupones.
Pega un repaso a las ofertas que tienes a tu alrededor para ver si te compensa este tipo de compras.

12- Si no tienes tiempo, compra a distancia. 

Durante una buena temporada cuando preparaba mi oposición hacía la comprar a menudo por internet. Es cómodo, rápido y tiene un coste accesible si descuentas el tiempo que vas a perder en ir al súper y la gasolina que vas a gastar.

Ahora tenéis varias páginas del tipo de carritus.com en la que puedes comprar productos de los establecimientos más importantes comparando precios en tiempo real. Yo no lo he probado, de momento por internet solo compro tecnología y ropa para mi, pero si lo pruebas ya me contarás.

Tampoco descartes preguntar en el pequeño comercio si puedes hacer la compra por teléfono. Yo suelo hacerlo, me preparan lo que necesito y solo pierdo 10 minutos en ir a recogerlo a la hora que hemos pactado. Es súper cómodo y ayudo al comercio local.

¿Y tú cómo haces para ahorrar en la lista de la compra? ¿Tienes algún truco más?

*Fotografía  Entrancemakleri.se

7 comentarios

  1. Unos consejos geniales Maribel, aunque con tu permiso yo añadiría ir a comprar con la barriga llena!, jajaja cuando tienes hambre pillas de todo lo que te hace falta y lo que no así que mejor ir cuando te hayas hartado de una buena comilona y así evitar las cosas innecesarias. Me ha encantado el post!. Un besazo guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Andrea. Si, si lo tienes más arriba, aunque lo he enunciado de pasada porque sé que lo de las "hambres" a veces es difícil. Me alegro de que te haya gustado el post.
      Otro beso enorme, gracias.

      Eliminar
  2. Genial, Maribel, unos estupendos consejos. Suelo seguir todos los puntos que mencionas, excepto la planificación de los menús... esa sigue siendo mi asignatura pendiente! A ver si lo pongo en práctica de una vez!
    Un beso fuerte, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tienes que intentarlo tocaya, de verdad que compensa. Además así de golpe te haces el menú y va toda la semana sobre ruedas.
      Ya me contarás...
      Muchas gracias por tu visita.
      Besos

      Eliminar
  3. Muy buenos consejos...lo de la planificación del menú fundamental, en casa hace tiempo que lo hacemos y a parte de la comodidad que da y el no quedarte out para cenar, yo a la vez que preparo el menú, hago la lista para el super y es super práctico...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres una chica lista!!! Ves cómo ya tienes más fácil lograr un hogar slow?? Jajaja.
      Un besote.

      Eliminar
  4. Yo sinceramente ya no se donde se va el dinero de la compra, cada vez gasto mas!! Tendré que poner en práctica tus consejos por que según los niños van creciendo, el dinero va menguando!

    ResponderEliminar

Vuestros comentarios le dan vida al blog. Muchas gracias por dejarme uno (no aceptamos publicidad, spam o URLs).

Una Pizca de Hogar © - DISEÑADO POR HERPARK