Una Pizca de Hogar: Sobrevivir a una mudanza sin llorar pérdidas
4/8/16

Sobrevivir a una mudanza sin llorar pérdidas

Trucos mudanza
Crédito Alvehem
Estrenar casa nueva en la mayoría de los casos es una nueva ilusión, pero hasta llegar ahí hay que pasar por la temida mudanza. Hoy te cuento algunos trucos que funcionan muy bien para que no tengas que llorar pérdidas. 


La mudanza perfecta en 6 trucos

Las que me conocéis bien ya sabéis que he pasado por unas cuantas mudanzas. Algunas con mucha ilusión y otras con gran pena, pero así es la vida. Ahora estoy cruzando los dedos para hacer otra mudanza dentro de poco. Una casa más grande con más espacio para todos... pero esta vez  no pienso dejar que la mudanza me supere. Estos son los trucos que me han funcionado siempre bien para mudarme sin llorar pérdidas.

Trucos mudanza
Crédito Packlink

1. Planificar

No se trata de ir al tuntún desmontando y guardando. Como todo en la vida la mudanza perfecta requiere de una buena planificación. Tienes que apuntar en un papel todo lo que vas a llevarte a tu nueva casa, igual que si de una tienda se tratara. Es importante hacer inventario.

Habrá cosas que podréis trasladar vosotros mismos y otras más delicadas que será mejor que encargues su traslado a los profesionales. Me refiero a esas cosas frágiles de valor que por nada del mundo te gustaría que sufrieran con una mudanza. En esos casos lo que funciona muy bien es encargar el transporte a una empresa de mensajería que nos garantice al 100% la recepción de nuestras cosas en perfectas condiciones. Para asegurarte el mejor precio puedes usar un comparador de empresas de transporte, como Packlink. Así podrás decirte por la que mejor precio y condiciones te asegure.

Para el resto de cosas hazte con cajas resistentes y fáciles de levantar (no vayamos a tener después que lamentar dolores de espalda). Prepara etiquetas y separa las cosas frágiles.

salón comedor


2. En acción

Cuando llegue de verdad la hora de la  mudanza intenta adelantar todo lo que puedas. Por ejemplo las cosas que menos usas, libros, Cds, álbumes de fotos puedes ir llevándolos a tu nueva casa con antelación.

Es momento de hacer limpieza y deshacerte de cosas que ya no usas o no te apetece conservar. Recuerda que puedes donar ropa que ya no usas, vender algunos muebles o incluso regalar esas cosas que ya no necesitas en tu nuevo hogar. Ya te conté hace poco cómo usar algunas Apps para ahorrar en casa, entre las que había una que nos ayuda a vender cosas que ya no usamos.  La mudanza ya será de por si pesada, así que aprovecha para hacer limpieza de trastos.

Comienza por sacar objetos y ropa de los armarios. Para la ropa es buena idea usar las maletas, aunque si tienes ascensor se arruga menos con un perchero móvil con ruedas como el que usan en las tiendas.

Intenta compensar el peso de las cajas. Recuerdo en mi primera mudanza meter todos los manuales de derecho en un par de cajas y después no tener "valor" (por no poner otro sustantivo) a levantarlas. Un desastre... Así que recuerda, compensa pesos y todo irá mejor.

Agrupa las cosas por familias. No es cuestión de manías sino de hacer más fácil después la puesta a punto de tu nueva casa. Por ejemplo si vas a desmontar una estantería en un bolsa mete todos los tornillos de esa estantería y fija esta bolsa con cinta adhesiva a ese paquete, de esta manera no perderás ni un tornillo.

cocina

Para el menaje por ejemplo, pasa un poco lo mismo, todo junto a ser posible y bien identificado. Marca las cajas con descripciones concretas. Mejor poner zapatos de verano, que solo ropa (por ejemplo). El papel de burbujas es muy asequible y fácil de conseguir, te servirá para cosas frágiles.

Puedes hacerte con etiquetas de colores o pegatinas para marcar todas las cajas de una habitación concreta o de una persona. Esto te va ayudar un montón a saber dónde deben caer esas cajas cuando llegues a la nueva casa.

No te olvides de preparar una caja de "supervivencia" para cada miembro de la familia. No te rías tiene su sentido. Durante la mudanza es muy posible que surjan imprevistos, así que no está de más que prepares una caja con las cosas básicas de cada uno para aguantar unos días hasta que todo esté más o menos controlado y en su sitio. Objetos de aseo, el pijama, documentos importantes... son algunas cosas que necesitarás tener a mano y no tener que ir rebuscando entre decenas de cajas.

Dormitorio

3. En tu nueva casa

Lo primero será montar de nuevo los muebles. Si identificaste bien sus tornillos no tendrás problema en hacerlo más o menos rápido.

A la hora de ir desembalando cajas sigue una lógica o los nervios te dominarán. ¡Te lo digo por mi propia experiencia!. O bien hazlo por estancias: cocina, salón, comedor... O bien por miembros de la familia. No intentes colocar todo en su sitio de una vez porque agotarás tus fuerzas y perderás los nervios. Es mejor tener una estancia o dormitorio totalmente listo que no todos a medias.

Y finalmente, sobretodo y por encima de todo, intenta tomarte las cosas con humor. Una casa nueva debe ser motivo de alegría así que, disfruta el momento y tómate las cosas con calma. A veces es mejor dejarlo todo empantanado y salir pitando a que nos de un poquito el aire, que seguir frustrados en algo que no va a salir, al menos esa tarde... ¡Consejo de amiga!

terraza

Y ahora es vuestro merecido turno de palabra.


¿Qué truco me he dejado que funciona muy bien? Seguro que tienes más de uno...

¡Ya me contarás tu experiencia con las mudanzas!


2 comentarios

  1. Muy buenos consejos, yo tengo todavía cajas sin abrir de la última mudanza ;)
    Besazo guapa

    ResponderEliminar
  2. Yo numere todas las cajas y me hice una lista detallada de lo que habia en cada una. Asi luego lo tuve claro xq algunas tarde hasta meses en abrir...

    ResponderEliminar

Vuestros comentarios le dan vida al blog. Muchas gracias por dejarme uno (no aceptamos publicidad, spam o URLs).

Una Pizca de Hogar © - DISEÑADO POR HERPARK