Una Pizca de Hogar: Ventajas de alquilar un apartamento, si viajas con niños
12/9/16

Ventajas de alquilar un apartamento, si viajas con niños


Desde que somos padres hemos probado con más o menos acierto distintos tipos de alojamiento para viajar con nuestros niños. Hoy te cuento nuestra experiencia cuando elegimos un apartamento vacacional. Son muchas las ventajas y solo algún inconveniente. ¡Ya verás!


La verdad es que no sé si al final lo conté públicamente o solo lo saben los amigos con los que tengo más contacto en eventos y quedadas, pero hace ya algo  más de un año que dejamos de viajar con nuestra caravana.

Compartí con vosotros algunas rutas, como la que hicimos por Toledo y lo  mucho que soñábamos con "tunearla" cuando fuera más "viejuna". Pero lo cierto es que era un verdadero martirio arrastrar con ella por carretera e instalarla en los camping. Así que, cambio de aires y a otra cosa. Al fin y al cabo las vacaciones son para disfrutarlas.

Llegados a este punto quedaban dos opciones: hotel o apartamento. Probamos los dos, más de una vez, y al final ganó el segundo por goleada. Hoy comparto contigo mi experiencia viajando con mis bichos.

Apartamento u hotel o ¿Cuál es la mejor opción para viajar con niños?

Por precio, sin duda el apartamento. 


Los hoteles por regla general están pensados para parejas, incluso en muchos ni siquiera aceptan niños. Tienes para elegir habitaciones dobles, standard, superior, con vistas, sin vistas, y un largo etcétera. ¿Y no hay habitaciones para familias?. Ah... claro,  puedes usar una doble pero con un bonito suplemento por usar un sofá cama (al 99% de posibilidades incomodísimo), donde tus hijos pueden dormir bien juntitos.

También por supuesto están los hoteles "familiares" en los que los que te ofrecen habitaciones comunicadas, dúplex o cuádruples. Pero prepara también un "extra" en el presupuesto porque este tipo de habitaciones prácticamente duplican el precio de una standard.

El apartamento en cambio tiene un precio cerrado dentro de su capacidad de ocupación, así que lo pagas entero y ya después decidís dónde y cómo dormir con vuestros hijos.

Suelo usar páginas como Hundredrooms para elegir el apartamento que más nos gusta e intentar sacar el mejor precio. Así luego no hay sorpresas de última hora.




Por flexibilidad de horarios, menús o actividades, otra vez el apartamento.


Si, en el hotel tienes un horario amplio de desayunos, comidas o cenas, pero si eres padre sabrás que los peques no siempre se adaptan a esos horarios y más en vacaciones cuando todo se pone del revés.

A los adultos nos da un poco igual viajar en avión 3, 4, 5 horas y esperar pacientes la hora del buffet para empezar a disfrutar lo pagado. Pero los niños no entienden lo que significa la paciencia. Es muy probable que cuando digan,  tengo hambre, unas 50 veces, acabes por entrar a un restaurante o comprarles algo de comida para que aguanten hasta regresar al hotel.

Las meriendas, almuerzos, realmuerzos, aperitivos... y estas cosas que tus hijos van haciendo durante el día, tampoco suelen entrar en el precio del hotel, a no ser que sea un todo incluido y entonces te pases el día allí metido. Mala idea.

En el apartamento, sin embargo, todo lo contrario. Te levantas cuando quieres, o mejor cuando ellos quieren, y a partir de ahí tú te organizas la jornada. En mi caso, ya que salgo de vacaciones aprovecho para no cocinar, o si lo hago siempre son comidas rápidas. Lleno la nevera con las cosas que les gustan y otras básicas para preparar sándwiches o bocatas para los días de excursión. Algo impensable en el hotel.

En el tema de actividades, bueno mis hijos nunca han querido entrar en los juegos de los hoteles. Vamos que no entran ni en el parque del Ikea cuando vamos, así que otro extra que no necesito y que no quiero pagar.

Al levantarnos planeamos las actividades que vamos a hacer y pactamos con los niños unos horarios flexibles. Combinamos lo que nos gusta a los mayores con tardes libres en cualquier parque o en un campo cercano donde puedan "chutar" el balón un rato. En el hotel,  como te imaginas, todo esto se nos complica bastante.




Por destinos ¿Adivinas cuál elegimos?

Los hoteles suelen ubicarse en zonas muy turísticas, centros de ciudades y lugares con bastante afluencia de gente, en cambio los apartamentos se reparten más por las ciudades y nos dan más libertad de movimientos al ubicarse en distintos barrios.

Si viajamos por la península solemos llevar nuestro coche, y buscamos apartamentos con plaza de parking para no agobiarnos con los desplazamientos. Y sino, pues tiramos de transporte público o de piernas, pero siempre buscando no cansarlos demasiado y poder regresar en cualquier momento a la tranquilidad del apartamento.


Pensando en los "trastos" que llevamos lo que somos padres... ¡Inevitable el apartamento!


Cuando el mayor era solo un bebé de 6 meses aún no habíamos superado la "morrina" de aquellas escapadas de fin de semana a "hotelitos de autor". Éramos incapaces de dejarlo con alguien todo un fin de semana, por eso decidimos ir todos de escapada a un hotel. No os imagináis la cara de la dueña de aquel exclusivo hotel con bañera de hidromasaje y servicio de almohadas, cuando empezamos a descargar trastos. Carro completo, cuna de viaje, cambiador, hamaquita portátil y mil trastos más... Con decirnos que nos subieron a la habitación, sin pedirlo, un escritorio portátil  para que  por favor cambiara al niño allí y no manchara nada. ¡Muy fuerte!

Aprendida la lección, nos quedaba la opción del apartamento. Como los niños tienen su propia habitación y además hay un salón, nos podemos permitir llevar algunas cosas más, como sus juguetes, la consola o los "trastos" que se empeñen en llevar.


Así que cuando viajamos los 4, cosa que ocurre con mucha frecuencia, para nosotros infinito mejor el apartamento.

Ahora es vuestro turno de palabra para que me contéis vuestra experiencia viajando con niños. ¿Hotel o apartamento?. Cuenta, cuenta...

* Todas las fotos las encontré en hundredrooms. 



4 comentarios

  1. Pues como siempre, depende del momento, el destino y las circunstancias, en Lisboa y en algún otro destino estuvimos de fabula en el apartamento y nos permitía todo lo que cuentas pero también hemos estado en hoteles familiares en los que nos lo hemos pasado genial! Es verdad, que no son fáciles de encontrar y nada baratos y que mis hijos lo exprimen al máximo porque se apuntan a todas las actividades y el TI nos compensa!!!, ja,ja...y nosotros nos relajamos...mi conclusión, para visitar ciudades y moverte: apartamento, para relax y veraneo puro de playa y piscina, hotel familiar....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, depende mucho mucho de cómo seáis vosotros y sobretodo los niños. Me encanta leer tu experiencia. Mil gracias Ainhoa!!

      Eliminar
  2. Por todo eso que acabas de enumerar, apartamento, es más les encanta elegirlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A los míos igual. El mayor sobretodo es peor que yo, se fija en todo todo y todo antes de decidir. Jajaja!! De tal palo...
      Muchas gracias por tu comentario, Cati. Feliz semana.

      Eliminar

Vuestros comentarios le dan vida al blog. Muchas gracias por dejarme uno (no aceptamos publicidad, spam o URLs).

Una Pizca de Hogar © - DISEÑADO POR HERPARK