Una Pizca de Hogar: Cómo acertar con su primer escritorio.
19/2/14

Cómo acertar con su primer escritorio.

Si os digo la verdad, con mi hijo mayor ni se me pasó por la cabeza... ¡Es lo que tiene ser madre primeriza!. 

Directamente cuando pasó de bebé a niño, sacamos la cunita y todo lo demás de la habitación, y la transformamos en una habitación de niño grande (Con cosas de niños grandes...). Y eso incluía un escritorio más alto que él y una silla del mismo tamaño. De forma que si lo sentábamos en ella, corríamos el riesgo de ¡¡Grave accidente infantil !!.

Lo mismo ocurría con la estantería, que debía de parecerle un gigante, más grande que los molinos a Don Quijote. Muy práctica para mi, pero nada para mi hijo. Bueno si, alguna vez lo pillé jugando a ser Tarzán trepando por ella.

Así que, la habitación pasó a ser un museo, donde apenas jugaba ni hacía nada más que dormir (Y no muchas noches, ya sabéis, la cama de los papis cura todos los dolores). Hasta hace relativamente poco, no ha empezado a utilizarla. Porque la habitación era muy "mona", pero nada cómoda para él.

Por eso con el peque, no quiero que pase igual. Justo está en la fase de dibujar a toda hora, investigar los colores,  las formas y texturas...Y, por supuesto, de toquetear, ¡Tooodo lo que se le pone por delante!.

Y la mejor manera que se me ocurre de hacerlo es con una habitación adaptada a la fase en la que se encuentra. La fase de continúa experimentación con el mundo.

Y estas son las maravillas que he encontrado para inspirarme.


Un rincón de estudio y juegos de lo más completo. 
Una encimera de cocina, forrada de papel continuo, es el centro de operaciones.
Varios taburetes para sentarse, y una colección de lápices ordenada por colores.

¿Os habéis fijado en el estante con los números?
Súper práctico y original. 
(Ahora contiene números pero más adelante, 
cuando empiecen a dibujar
podrán dejar aquí sus primeras obras de arte).

También es interesante que tengan una pequeña biblioteca a su alcance.
Será más fácil que investiguen entre los libros y rompecabezas, si pueden acceder solitos a ellos.

Una alfombra cerca no vendrá mal,  
para que busquen su rincón y se relajen mirando los dibujos, al principio. 
Y leyendo después...


Esta habitación es el sueño de cualquier niño, 
y cualquier mamá, por su tamaño.

Si os fijáis bien, no le falta nada.

Tiene una biblioteca a su alcance.
Un escritorio para el principio, y otro para más adelante.
El rincón de las cocinitas.
Hasta una enorme caja de cartón para jugar a las casitas...
(Lástima que esta habitación tenga casi el tamaño de mi Salón).

Vía

Y por último una opción práctica y súper económica.
Si vais cortitos de presupuesto, o simplemente os gusta reciclar...
Mirar que idea tan genial.
¡Una cuna que se transforma en un pequeño escritorio, para dos!

Ideal para los primeros años.
Solo necesitaréis una tabla para ponerla de base,
un poco de pintura de pizarra,
unos prácticos colgadores adhesivos,
Y Una Pizca de imaginación.

¿Qué os parecen estas ideas?.
¿Os gustan?
Contarme cómo lo haríais vosotr@s
Vuestros comentarios le dan vida al blog ( y a mi también). 
Gracias por dejarlos.

  
   Sígueme en...

”google+” ”twitter” ”pinterest” ”facebook” ”email”
Una Pizca de Hogar © - DISEÑADO POR HERPARK