Una Pizca de Hogar: Tarta de quesitos con cuajada

Tarta de quesitos con cuajada

primer plano de tarta de queso con caramelo y almendra

La tarta de quesitos y cuajada es una receta rápida, fácil y sencilla con la que sorprender a la hora del postre. Se hace en el horno y tiene la peculiaridad de que a la hora de presentarla se le tiene que dar la vuelta. Seguir leyendo y os mostramos el sencillo paso a paso.



Tartas de queso ¿Por qué son un acierto?


Las tartas de queso siempre son un acierto, por su jugosidad y la buena aceptación. Ya os enseñé antes una versión tipo mousse con uvas negras, o aquella otra con nutella que os encantó. Pero hoy he querido hacer una versión distinta más parecida al flan, pues lleva caramelo y quesitos del Caserío aunque se puede hacer con cualquier tipo de quesitos.

Recodar estas recetas de tarta de queso también:
Tarta de queso Philadelphia con mermelada de fresa.
Tarta de queso al horno



Receta de tarta de quesitos con cuajada

Esta tarta no necesita horno, pues utilizaremos como espesante la cuajada. Y además irá bañada con un delicioso caramelo. Para su elaboración vais a necesitar un molde de silicona con la forma que más os guste. 


Tarta fría ideal para cualquier estación del año


Ingredientes para la tarta de queso y cuajada

  • 4 quesitos o 70g de queso suave tipo Caserío ( sirve queso suave fundente equivalente)
  • 250 ml de leche entera
  • 250 nata para cocinar
  • 1 rama de canela
  • 30 g de azúcar
  • 1 sobre de cuajada en polvo (48g).
  • Caramelo líquido (cantidad al gusto)
  • trocitos de almendra para decorar



Elaboración del postre

  • En un bol vamos a triturar la leche, junto a el azúcar, la nata y el queso, hasta hacerlo crema.
  • Ponemos esta mezcla en un cazo al fuego y le añadimos la rama de canela y el sobre de cuajada. Removemos hasta que espese, sin que llegue a hervir. Reservamos.
  • Untamos con caramelo nuestro molde de silicona. Este paso es vital para después desmoldarlo bien.
  • Llenamos el molde con la mezcla y lo llevamos al frigorífico de 4 a 5 horas mínimo.
  • Desmoldamos sobre una fuente bonita y decoramos con los trocitos de almendra.
Algunos consejos a tener en cuenta: 
  • A mi este tipo de tartas me gusta hacerlas de un día para otro, pienso que así cuajan mejor.
  • Si vuestro frigorífico en No frost, recordar taparla.
  • Podéis cambiar el queso por otro fundente que os guste más. 
  • Para decorar podéis usar también guindas, o bien alguna fruta como frambuesas, grosellas o simplemente una hoja de hierbabuena. 


Tarta de quesitos similar al flan pero con cuajada

¡Qué la disfrutéis!
Buen provecho a todos.

Una Pizca de Hogar © - DISEÑADO POR HERPARK