Una Pizca de Hogar: Quién tuviera 20 años otra vez, para vivir en este pisito de estudiantes
23/3/15

Quién tuviera 20 años otra vez, para vivir en este pisito de estudiantes

Piso de estudiantes relajante y equlibrado

Pues arranca el lunes y no os voy a engañar, con una tremenda cuesta difícil de levantar. Después de la semanita de desconexión por culpa de las fallas y #elcaloret, este post ha costado horrores salir. Confieso que no era mi intención enseñarlo, tenía una mega casa preciosa familiar que os quería enseñar, pero sin esperarlo este piso ( "pisito", mejor dicho) de estudiantes se cruzó en mi camino gracias a mi cuenta de instagram, y sin querer recuperé mis tiempos de estudiante de derecho, y mis "ansias" por poner justicia en el mundo.

Lástima que yo entonces ni estudiaba fuera de mi ciudad, ni tenía piso de estudiante... Ya me hubiera gustado a mi haber pillado uno como este.

Pasa y ponte cómodo.

Piso de estudiantes blanco y negro con piezas de diseño


dormitorio de un piso de estudiantes, sin somier, pared en dos colores

práctico vestidor, con colgador para complementos


detalle del dormitorio con cama sin somier y pared blanca-negra


salón relajante de un piso de estudiantes. Muchas plantas y paredes en blanco y negro

detalle del salón con plantas y sofá en negro

zona de estudio pequeña pero práctica con estantería volada con libros, plantas, foco pinzabicicleta colgada en hall y zapatero colgado en la pared con un corcho y cuerdas

No sé que me ha gustado más, si ese estupendo recibidor con el improvisado Diy para el zapatero, o la bicicleta colgada en esos ganchos ( así como dejada caer, que lo está). Ya te conté antes que lo de meter las bicis en casa y que además "mole" ( dícese, quede estéticamente bien), está de moda.

Como te contaba en el post de la moda Deco-bike, ya no hace falta que hagas peripecias en el balcón para dejarla, puedes ponerla hasta en el salón ( si te deja tu madre, esposa, compañera, amiga...)

En cuanto al zapatero, me parece súper fácil y práctico: corcho, cuerda y empieza a colgar tus zapatos. Más fácil, imposible.

En el dormitorio, me ha sorprendido los pocos muebles que hay y el estilazo que  han tenido. Si te das cuenta no hay cabezal, ni somier, ni una clásica mesita. Simplemente una pared negra pintada a modo de cabecero y una balda. Lo que no me cuadra mucho es el cuadro enorme junto a la cama ¡soñaría que me cae en la cabeza!

Me encantan la reducida  zona de estudio, y el vestidor, tan práctico y sencillo. Ideal  para colgar todo lo que te imagines, y más.

Y para terminar, destacar una vez más la importancia de las plantas. Da igual la estación en la que estemos, pon una planta en tu casa, y se verá distinta. Las plantas se ven por todas partes en esas macetas de terracota.

Me da en la nariz que estos estudiantes, no son de los que les viene justo pagar alquiler, libros, fotocopias, y bono-metro... Sobretodo porque hay algunas piezas archifamosas que precisamente "baratitas" no son: Como el candelabro Kibbus; las Eames DSW del salón; o la lámpara Cooper Shade...

Pero bueno, siempre nos quedará soñar que somos jóvenes otra vez,  disfrutamos de un pisito así y nos hacernos un candelabro de imitación  del Kibbus como el que nos enseñó Sonia en su blog ¿No te parece?

¿Se parece a aquel piso de estudiantes de tu época, o nada que ver?

Vía Julie Wittrup en Instagram

Una Pizca de Hogar © - DISEÑADO POR HERPARK