Una Pizca de Hogar: Reforma de mi cocina sin obras
14/4/15

Reforma de mi cocina sin obras

reforma cocina sin obras

Por fin te puedo mostrar la reforma sin obras de mi cocina. Ha sido un proyecto de mejora, realizado en tiempo récord con el que estamos muy satisfechos. Hoy te cuento todos los cambios que hicimos y el proceso. Una transformación muy rápida realizada en 3 días por nosotros mismos.


La reforma de mi cocina sin obras

Ya sabéis que vivimos en una casa sencilla con al menos 20 años, así que para nosotros ha sido una prioridad ir mejorándola con nuestras manos, poco a poco y con un presupuesto muy justo.


Si te das una vuelta por mi casa verás que ya hemos hecho NOSOTROS MISMOS muchas reformas:

⇾ Como os contaba aquella vez que hablamos de los trucos para reformar tu cocina sin obras y con escaso presupuesto, mi objetivo no era otro que darle un buen lavado de cara a la cocina sin gastar casi nada y dotar a tu hogar de una nueva imagen.

⇾ Queríamos renovar la cocina sin obras y en un tiempo prudencial. Dicho en otras palabras, una reforma rápida que diera buen resultado y no nos costara demasiado.


ANTES Y DESPUÉS DE MI COCINA SIN OBRAS

Antes y después reforma cocina sin obras- renovar la cocina sin obras

Materiales para reformar mi cocina. 

  • lija de grano fino
  • rodillos para azulejos y para madera.
  • pintura blanca para muebles
  • pintura para azulejos blanca mate
  • pintura de pizarra
  • laca en spray fijadora
  • tiradores nuevos
  • baldas de madera
  • desengrasante
  • paños
  • cinta de carrocero


antes y después de una cocina sin obras, el proceso -renovar la cocina sin obras
antes-después-cocina-sin-obras. Cocina pintada- encimera de mármol pintada- nuevos tiradores cocina

MOBILIARIO

Antes: cocina de roble.

Después: quitamos los tiradores viejos, limpiamos a fondo con desengrasante, lijamos todos los muebles, y secamos bien con un paño seco para retirar el polvo; después  los pintamos.

Primero con imprimación para madera, y después con 2 capas de pintura para muebles en color blanco mate.

Sustituimos los viejos tiradores por unos nuevos de Ikea (en forma de concha unos y los típicos de asa los otros).

ALICATADO

Inspirada por los cambios que hice en el baño me propuse pintarlos de arriba a abajo.

Antes: era blanco con una cenefa de frutas, pero después de 15 años ( 12 nosotros y 3 más el dueño anterior) yo no los veía blancos de ninguna de las maneras. Habían cogido un tono apagado que ni con el limpiador más potente se quedaba bien. Además era brillante ( horror con 10 deditos de cada niño siempre paseando por ellos)

Después: compramos imprimación "todo terreno" ( buscarla así en la tienda de bricolaje), le di una mano a todas los azulejos de la cocina. Después pintura blanca mate para azulejos. Dos manos en la cenefa que era de colorines.

El resultado: no me puede gustar más, luce blanco pero mate, además la imprimación le ha dado una textura un poco rugosa y me encanta porque es mucho más limpia que la que tenía antes y le da un efecto "vintage" chulísimo.



ENCIMERA

Antes: la encimera era un gran problema.

Yo quería una nueva de madera, y todo el mundo me decía que era una barbaridad quitar una buena de granito por una de madera que siempre era más delicada.

Como yo seguía en mis trece, quitamos el rodapié de la encimera ( picando picando...) y justo cuando ya la teníamos lista para sacar se me ocurrió pintarla.

El problema era que necesitaba una pintura especial porque una encimera lleva mucho "tute" y además hay que desinfectarla bien. Así que cada vez se complicaba más la cosa.

Después: mismo mármol pero con otro aspecto. Lijamos toda la encimera, después le dimos dos capas de la misma imprimación todo terreno, más pintura blanca  mate para garajes (si señores pintura de garajes -es lo más fuerte que encontré-).

Por último le aplicamos una selladora en spray.

La estoy usando con normalidad; fregándola cada vez que acabo de cocinar, y tan "rebien". Esta soportando perfectamente todo el "trajín" de una cocina donde se "cocina" (válgame la redundancia) mucho.

Eso sí, si lo haces en tu casa recuerda que no debes cortar alimentos sobre ella, para eso, mejor usa una tabla de madera.

antes y después de mi cocina sin obras. Baldas y detalles en madera. Cocina blanca

TUNEO DE LA LAVADORA

Mi lavadora es una "Santa", 10 años de uso intensivo y funciona de maravilla. Solo que con los años había cogido un "colorcillo" horrible (el frontal de plástico se había puesto tremendamente amarillo).

Solo me quedaba cambiarla ( aún funcionando de maravilla); o bien hacerle "algo" (pudo lo segundo, claro). La pinté con pintura de pizarra.

Para ello usé una muestra de pintura de pizarra y que ha agarrado súper bien. Con dos manos más que suficiente para que mis enanos desarrollen en ella toda su creatividad ( me sobró incluso para pintar el salero). Lástima que yo dibujé tan mal, pero ahí poco más puedo hacer :P
antes y después de mi cocina sin obras. Lavadora pintada con pintura de pizarra (electrodomésticos pintados con pintura de pizarra)
antes-después-reforma-cocina-sin-obras- renovar la cocina sin obras



*Observaciones a tener en cuenta después de haber usado la cocina: 

  • La pintura de la madera sólo se ha rozado en las zonas de uso, ya sabes, entre las puertas o en los cantos. Pero no la desluce, todo lo contrario, le ha dado más estilo y bagaje (para mi gusto, claro, es mi casa). 
  • El mármol pintado, no ha saltado, pero, si le notan las rozaduras, especialmente en las zonas que más uso. Sigo contenta con el resultado pues era un mármol que iba a tirar, y que sin embargo, sigo aprovechando. Con repintarlo cada año por ejemplo, aguantaría. 
  • Mi recomendación. Si tu cocina es nueva o relativamente nueva, no la pintes. Lo mismo con el mármol. Si es vieja, como era la mía, y quieres dar un buen lavado de cara hasta poder hacerte una nueva, entonces si. Yo lo haría mil veces más. ¡Pero si es nueva, no hagas esta barbaridad!


*Edición del post mayo de 2018:

Por fin pudimos terminar las cosas pendientes que quedaron en esta reforma. Así es como luce actualmente la cocina con la última y definitiva renovación. Hemos cambiado nosotros mismos el mármol por una encimera laminada, también el fregadero, y por supuesto el frente. 




Podéis ver todo el tutorial y la explicación correspondiente en este post: Reforma de mi cocina sin obras, al fin terminada



¿Qué os parece la reforma sin obras de mi cocina? ¿Os gusta?



*Fotografías propiedad Una Pizca de Hogar. 

POR FAVOR NO USES ESTE MATERIAL SIN MI PERMISO EXPRESO. 

Una Pizca de Hogar © - DISEÑADO POR HERPARK