Una Pizca de Hogar: Tarta de queso con frutos rojos.
24/4/15

Tarta de queso con frutos rojos.

tarta de queso con frutos rojos con base crujiente y textura cremosa

Hay días que necesito dulce, no sé que pasa por mi cabeza pero de repente tengo que llevarme algo dulce a la boca. Así surgió la idea de hacer esta tarta de queso con frutos rojos. Eso si, no me faltaron enseguida voluntarios para ayudarme a comerla. En versión mini para que nos entre el biquini y luego no vayamos con "apreturas".

Y es que me "encantan" los frutos rojos. De hecho siempre tengo en la nevera frescos o congelados cuando no es tiempo porque me dan un montón de ideas para cocinar con ellos. Por eso la tarta no podía ser de otra forma.

No es la primera vez que te enseño tartas de queso. Ya lo  hice antes con la típica de tarta de queso Philadelphia, otra con fresones, o la de "gula total" con Nutella y Oreo. Pero esta de hoy es mucho más discreta. Es un bocadito para dos que se hace en un momento, no necesita horno y creo que cumple muy bien con el objetivo de endulzar sin empalagar demasiado.

Con una base súper crujiente, una cobertura cremosa y el contraste de la frambuesa y los arándanos en boca...

Venga, ponte el delantal, una musiquita de fondo que te relaje y empezamos.


tarta de queso con frutos rojos decorada con hierbabuena.

TARTA DE QUESO CON FRUTOS ROJOS

INGREDIENTES  (para 16 raciones)
  • 6 láminas de gelatina neutra
  • 150 ml de agua
  • 150 g de galletas
  • 100 g de mantequilla
  • 3 cucharadas de zumo de limón natural
  • 1 pizca de esencia de vainilla
  • 300 g de yogur natural
  • 525 de queso cremoso
  • 75 g de azúcar
  • 75 ml de salsa-sirope de frambuesa
  • 200 g de frambuesas y arándanos secos ( sirven frescos o congelados)
UTENSILIOS
bol, rodillos, olla, molde de base desmoldable de 26 cm de diámetro, varillas, plato para servir...

tarta de queso con frutos rojos. Ración para 2ELABORACIÓN 
  1. Pon las láminas de gelatina en un bol con el agua que te indicaba. Déjalas que se hidraten 10 minutos.
  2. Mete las galletas en una bolsa con cierre zip, ciérrala  y descarga tensiones dandole con el mortero. Se trata de dejarlas machacadas.
  3. Derrite la mantequilla en el microondas. Ojo se trata de que se ablande no de que se haga líquido. Así que ajusta la potencia para que no pase. En el mío escasos 5 segundos. Si no lo ves sencillo, prueba a hacerlo en un cazo al fuego. La textura debe ser crema.
  4. En un bol grande mezcla galletas con mantequilla, se debe quedar todo integrado.
  5. Pon la mezcla que acabas de hacer en el fondo de un molde. Aprieta bien para que se cubra todo el fondo.
  6. En otro bol exprimes el limón, añades la esencia de vainilla, el yogur y el queso cremoso. Bate y mezcla bien hasta que se integre todo. Reserva
  7. En una olla pequeña pon la gelatina empapada en el agua y el azúcar a calentar suavemente. En cuanto se disuelva la retiras y la añades a la mezcla reservada.
  8. Viertes toda la mezcla en el molde y a la nevera al menos 4 horas.
  9. Decora con los frutos rojos que tengas y el sirope.


Trucos y Consejos:
Ya ves que esta tarta es muy grande. Si la quieres más pequeña puedes usar un molde de la mitad de diámetro y dividir exactamente las cantidades por dos. Es lo que he hecho yo. Otra opción es a igual tamaño del molde hacer una tarta más finita ( también es buena idea)

¿Qué te ha parecido la tarta de queso con frutos rojos?

Una Pizca de Hogar © - DISEÑADO POR HERPARK