Una Pizca de Hogar: La casa de una familia real en Berlín
14/12/15

La casa de una familia real en Berlín


la casa de una familia real en Berlín

Las casas de las familias con niños siempre merecen para mi mención aparte. Puedes ser un fanático de las marcas, los detalles o las cosas bonitas... pero cuando un bebé entra en casa sabes que tendrás que elegir, o vivir eternamente enfadada con tu hijo o hacer un poco la vista gorda y pensar que no solo de Decoración vive el hombre. Hoy os traigo mi último descubrimiento, una casa en la que los niños campan a sus anchas y sin embargo luce bonita y práctica. Nos vamos hasta la casa de una familia real en Berlín.



Y remarco lo de "real" porque estoy un poco cansada ya de ver tanto "postureo". Hace poco lo hablaba con una compañera que también se quejaba de lo mismo. Por favor, no más vida pinterest que al final vamos a entrar todos en depresión. Y no lo digo solo yo... que ya están saliendo los psicólogos a advertir de los peligros de confundir vidas virtuales con vidas reales.

Yo no digo que si tienes una casa bonita, una cara bonita, una vida bonita... no lo cuentes. Faltaría más, es tu vida y puedes hacer con ella lo que quieras. Pero lo que no puedes hacer es tirarte una semana arreglando la casa, quitando cosas de poca estética, poniendo otras milimétricamente elegidas, u ocultando objetos de tu vida real para subir una foto a instagram, meterle el mejor filtro y poner: "Y cuando llego a casa me relajo en este rincón improvisado de mi casa". ¿En serio, improvisado? ¿En serio, sin filtros...? Venga.

En fin, a lo que iba. Que adoro las casas de verdad con trastos de verdad, porque aunque a todos nos gusta ver casas perfectas, ordenadas, luminosas, estilosas, perfectas en todos los sentidos, la realidad es otra, más aún, si en ella viven niños. Todos tenemos o un baño añejo, o un rincón del salón sin remedio, o una mesa de ordenador cutre total que jamás enseñaríamos en redes sociales.



Así que hoy me quito el sombrero ante esta familia por mostrarnos su casa como es. Con sus trastos, juguetes, recuerdos de viajes más o menos a acordes al resto de decoración de la casa. Todo un ejemplo de que los hogares no tienen que ser perfectos para ser casas de revista.

Me gusta que coman en una mesa enana los cuatro (más o menos como nosotros), me gusta ver ese sofá desmontado. Me enamora el dormitorio infantil con las literas hechas por su padre ( un Diy de campeonato). Me encanta ese rincón donde dejan llaves, gorras, mochilas, o un super héroe. Y me rindo literalmente ante ese pequeño balcón aprovechado al máximo con flores y plantas aromáticas (de repente siento la enorme necesidad de meterle mano al mío que es igual de enano).

la casa de una familia real en Berlínla casa de una familia real en Berlín
la casa de una familia real en Berlín
la casa de una familia real en Berlín
la casa de una familia real en Berlín
la casa de una familia real en Berlínla casa de una familia real en Berlín
la casa de una familia real en Berlín

la casa de una familia real en Berlín

¿Y tú cómo lo ves?
¿Casas bonitas, o casas reales?

Fuente imágenes Constanza Gennari para  The Socialite Family


Una Pizca de Hogar © - DISEÑADO POR HERPARK