Una Pizca de Hogar: 10 cosas de las que deshacerte antes de navidad y una que necesitas ¡ya!
28/11/18

10 cosas de las que deshacerte antes de navidad y una que necesitas ¡ya!


La Navidad está a la vuelta de la esquina nos lo recuerdan por todas partes, por eso antes de que la histeria colectiva nos domine es momento de hacer balance y repasar algunas cosas que nos sobran en casa y otras que si las queremos es ahora ¡Ya! cuando debemos conseguirlas... 

Deshacerse de algunas cosas personales siempre es doloroso. Konmari y todos los fieles a su técnica lo hacen muy bien, pero en la vida real cuesta bastante de hacer y de explicar. Por eso, vamos a comenzar por lo que menos nos irrita a todos. Esa cosa que necesitamos comprar cuanto antes.

10 cosas de las que realmente te puedes deshacer y 1 que necesitas en tu casa en seguida. 


Menú Navideño... ¡Listo!

Sí lo sé, es un fastidio andar pensando ya en comida, pero como todos los años el precio de tus compras se va a disparar y si quieres elegir calidad y buen precio, es ahora el mejor momento. 

Por supuesto el producto fresco tendrá que esperar, pero hay muchos alimentos que sin problema se pueden congelar y que no pasa nada (ni nadie sabrá) que compraste en el mejor momento y los mantienes hasta el día x en el congelador. 

Por ejemplo, imagina que se te ocurre servir marisco gallego en casa (bogavantes, nécoras, camarones o cigarras...). Puedes comprarlo tranquilamente ahora, congelarlo, y todo este tiempo hasta navidad pensar en todas las recetas en las que añadirlo. 

Por supuesto, si vas a comprar carne, pescado, aves o marisco y lo vas a congelar, hazle primero hueco en el congelador.

Lo ideal es que te deshagas de todas esas sobras que un día congelaste (también de los productos que caducaron) y realices una limpieza a fondo aprovechando que se acerca fin de año. Así cuando metas tus compras  navideñas tendrás sitio y el congelador funcionará perfectamente ¡A pleno rendimiento! 



Todo esto te sobra en casa: 

1. Ropa del invierno sin usar

Si no usaste esa ropa en toda la temporada del año pasado, no lo vas a hacer esta. Es hora de dejar ir toda esa ropa que no quieres llevándola a alguna organización que la recoja. También hay lugares donde la compran, pero son un tanto especiales en cuanto al estado y puede que te lleve más trabajo que donarlas (además del fin social). 

2. Zapatos muertos de risa

Igual que pasa con la ropa, si esos zapatos no los has usado en años, para qué los quieres tener en casa cogiendo polvo. Sácalos de ahí... Puedes donar los nuevos o de muy poco uso, y tirar los que ya no dan más de si. 

3. Limpieza de sobras

Te lo decía más arriba tu congelador puede estar hasta los topes y no ser capaces de hacer una comida en condiciones.

Todo tiene una caducidad aunque sea larga como en le caso de los congelados. Antes de las fiestas vete sacando todos esos restos de comida que un día congelaste.

Algunos se podrán consumir, y otros ya verás que se han echado a perder por culpa de no usar un buen recipiente o no cerrarlos bien. 

4. Repaso a fondo de la despensa

Saca todo lo que tienes en la despensa ¡Todo! Y límpiala a fondo. Ahora clasifica los alimentos, retira los caducados y hacer balance de los alimentos básicos que tenemos, y los que deberíamos reponer ya.


5. Ojo avizor al trastero

A menudo lo usamos para ir subiendo las cajas de todas esas cosas que compramos. Unas veces por temas de garantía, otras por pereza, el caso es que en todos los trasteros se acumulan un montón de cajas que ya no usarás jamás.

Recicla las que te vengan bien para una futura mudanza (las puedes plegar para que ocupen menos espacio), y lleva al contenedor azul las demás.

Seguro que te interesa también:



6. Catálogos y revistas desfasados

Cuidado hemos dicho desfasados.

No me refiero a esas revistas que colecciones hace mucho tiempo y que son para ti una joya preciada. Te hablo de esos catálogos temporales que nos llegan a casa y que no sabemos por qué vamos acumulando en un cajón.

Puedes usarlos para que los niños practiquen la psicomotricidad fina y recorten, o llevarlos igual que las cajas al contenedor de papel. 

7. Adornos de "Cuéntame"

No me digas que no hay dinero para una decoración nueva porque hay muchas cosas que puedes hacer con tus manos y que van a lucir mucho más que esas pobres bolas que ya no tienen ni color.

Siempre puedes forrarlas con tela, darles una mano de pintura, o hacerles cualquier tuneo para que no luzcan así. Por supuesto, lo roto se arregla si tienen arreglo y sino, se tira.

8. Montañas de juguetes

Si tienes hijos sabes que esta parte es muy delicada.

Normalmente les pasa como a nosotros y no les gusta nada de nada deshacerse de los juguetes que son de su propiedad, incluso aunque haga años que no los tocan.

Háblales de la necesidad de hacer sitio a los nuevos, y negocia con ellos algunos que puedan retirar a una caja que de momento se suba al trastero. Es muy posible que en unos meses ni se acuerden de ellos y los puedas donar. 

9. Felicitaciones y tarjetas

Vale, la de tus seres queridos no la vas a tirar, pero esas otras que nos mandan del banco, o el club de tenis de hace 10 años ¿para qué las vas a seguir conservando?

Lo mejor es que antes de que las nuevas comiencen a llegar, vayas tirando todas esas que "ni fú ni fá!




10. Productos de limpieza que nunca usas

Después de las fiestas tendrás que dedicar algunos días a limpiar, en ese momento te darás cuenta de la gran cantidad de potingues que compramos y que jamás usamos. Así que de paso que haces la limpieza previa de tu casa, retira toda esa química que no necesitas en tu vida. 


✨ ¡Únete a mi canal de TELEGRAM para no perderte nada!  ¡Hasta pronto!✨
      Maribel ♡
Una Pizca de Hogar © - DISEÑADO POR HERPARK