10 trucos increíbles que funcionan en casas muy pequeñas

0
Librería a medida con una puerta incorporada
Fotografía cortesía ALVHEM 

La mayoría de nosotros vivimos en casas pequeñas, me da igual si son pisos pequeños, apartamentos de pocos metros, o casas independientes en las que los metros escasean. Por eso, apunta estos trucos que siempre funcionan para que guardes, expongas y sobretodo disfrutes del nuevo diseño de tu vivienda aunque sea muy pequeña.


Dicen que el veneno en frascos pequeños, y el perfume también. Que me lo digan a mi, que también ando corta de vistas sobretodo en los conciertos. Pero volviendo al tema, con los precios actuales de la vivienda nueva y también de alquiler en las ciudades no queda más remedio que comprar o alquilar pisos pequeños

Pero descuida porque aquí ya sabes que no nos gusta conformarnos y que si un espacio se puede mejorar, lo vamos a conseguir. Apunta las ideas que mejor funcionan en casas muy pequeñas y verás como más de uno alucina al entrar en tu nuevo hogar. 

10 trucos increíbles para aprovechar el espacio en casas muy pequeñas 

1. Muebles a medida 

Sí, sabemos que son más caros que los que puedas comprar, pero fíjate en lo bien que pueden aprovechar un espacio cualquiera como una pared (mira la foto de la librería de portada y dime si no se escapa un: wowwww!)

Aprovecha para hacer una librería a media alrededor de una puerta que puedes pintar del mismo color. Así habrá sitio para todos los libros, la vajilla (si añades unas vitrinas) o incluso algunas cosas que no quieras que se vean si le sumas un armario a medida.

Cocina pequeña con armarios de suelo a techo
Fotografía cortesía ALVHEM 

2. Retira las puertas 

Todas las que puedas si vivís solos. Pensar que prácticamente no se cierran nunca y acaban ocupando un espacio que cuando los metros escasean nos puede venir muy bien. 

Algunos las cambian por puertas correderas, y otros (los que van bien de presupuesto) apuestan por modelos de puertas correderas de vidrio y hierro que son un must ahora mismo y que no podía dejar de compartir  por si inspiran a algún indeciso. 

Puerta corredera de vidrio y hierro entre la cocina y el dormitorio de un apartamento pequeño
Fotografía cortesía ALVHEM 


3. Acerca la mesa a la pared 

Piénsalo, la mesa suele ser un mueble voluminoso que "se come" visualmente y físicamente mucho espacio en el salón. Si puedes cambiarla por un modelo redondo mucho mejor, pero sino tienes siempre la opción de adosarla a la pared para dejar más espacio libre en el salón y a la vez poder seguir usándola con normalidad (salvo por una plaza menos). 

Resuelve el problema de las sillas que no sabes dónde guardar con modelo apilables. 

Mesa de comedor con gran capacidad adosada a la pared en un salón pequeño
Fotografía cortesía ALVHEM 

4. Cama mínima y con canapé 

¿Por qué? Pues muy fácil, porque si tienes un buen armario tampoco necesitas más que una buena cama en la que dormir a pierna suelta. 

Si vas a comprar un colchón nuevo o estás pensando en cambiar la cama, piénsate el tema de los nuevos canapés. Les caben dentro cosas voluminosas como por ejemplo el relleno del nórdico, cajas de zapatos o incluso maletas. 

Cama con capacidad de almacenaje en el canapé
Fotografía cortesía ALVHEM 


5. Lavadora y secadora al baño

¿Para qué? Muy fácil, para poder así liberar espacio en la cocina, sobretodo si es abierta  y antigua, y no quieres que se vean estos trastos. 

En España no tenemos mucha costumbre pero una lavadora en el baño (y la secadora si la usas) facilita la tarea de la colada (del cesto al tambor) y en algunos casos incluso del secado. Seguro que habéis visto esos modelos de IKEA para colgar ropa en perchas y terminarla de secar en los días nublados. 

Baño pequeño con lavadora
Fotografía cortesía ALVHEM 

6. Aprovecha un techo (MUY) alto

Y remarcamos lo de "muy" porque con un techo normal ni nos lo podemos plantear. Pongamos que tienes la opción de subir la cama a la parte alta de la casa para poder así aprovechar el espacio que queda debajo para guardar, pasar o lo que sea que necesites. 

El gran inconveniente es subir y bajar, pero si buscáis en Pinterest, por ejemplo, hay un sinfín de soluciones para camas elevadas con escaleras que además en muchos casos también sirven para guardar (¡Todo ventajas!). 

Apartamento de techos altos con dormitorio elevado
Fotografía cortesía ALVHEM 

7. Cambia la caja tonta por un proyector 

Ideal cuando el sofá por ejemplo está lejos de la tele o no acabamos de encontrar la mejor ubicación para la tv. Lo mejor de los proyectores es que se abren solo cuando los necesitas y nos dejan debajo un espacio maravilloso para guardar, decorar o lo que sea que quieras. Además en una gozada ver una peli al estilo del mejor cine (eso sí, en casa). 

Quizás te estés preguntando: ¿Cuánto cuesta un proyector de cine en casa? ¿No es más caro que una tele? La verdad es que no. Puedes comprar pantalla y proyector perfectamente por menos de 500€ con una calidad de imagen buena. 

Salón con proyector de cine en casa
Fotografía cortesía ALVHEM 

8. Monta el despacho en el pasillo (o el hall) de tu casa 

Algunos pisos realmente pequeños tienen la gran suerte de tener un hall o distribuidor amplio, o un pasillo generosos en metros que bien puede convertirse en tu espacio de trabajo si lo necesitas. Utiliza una tabla y unos caballetes antes de hacer la inversión de una mesa, y si trabajas cómodamente ahí, piensa en instalar definitivamente la ofi en esta zona en principio desaprovechada de tu casa. 

9. Guarda en vertical 

Porque será la única manera de aprovechar al 100% el espacio del que disponéis. En el cuarto de los peques, deja algún mueble bajo con libros a su alcance y sube esas cosas que usan menos a estantes volados, así tendrán sitio abajo para jugar, pintar lo que sea que les apetezca. 

Dormitorio infantil con estanterías voladas
Fotografía cortesía ALVHEM 


10. Cero huecos muertos 

Todos los rincones con gusto se pueden aprovechar. Igual nos da que sea en el salón, que un la cocina, el dormitorio o el cuarto de los niños. 

Si vives en una vivienda mínima, tienes que agudiazar el ingenio para poder guardar en espacios en los que hasta ese momento ni se te hubiera ocurrido. Sirva de ejemplo la librería en el vano de la pared con unas simples tablas de madera. 

¿Lo ves? Pon ojo avizor porque donde otros solo ven un huevo absurdo tu te puedes montar un rincón para guardar libros, zapatos, o tus colecciones favoritas. 

Dormitorio con librería en un hueco de la pared
Fotografía cortesía ALVHEM 

¿Y vosotros, vivís también en un apartamento o piso pequeño? ¿Qué habéis hecho para exprimir el espacio? Me encantaría saber qué opináis, dejarme un comentario (prometo contestar). 

*Todas las fotos que aparecen en este post son cortesía de Alvhem.


ARTÍCULOS RELACIONADOS: 


✨ ¡Únete a mi canal de TELEGRAM para no perderte nada!  ¡Hasta pronto!✨
      Maribel ♡

Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios