Cómo adaptar tu hogar al teletrabajo fácilmente

0


Teletrabajar en nuestro hogar, es la única solución posible en miles de casas dada la necesidad de poner fin a ese bicho que no queremos ni nombrar. Pero, ¿Cómo conseguir trabajar en casa y a la vez producir como se espera? Quizás algunos tengáis la enorme suerte de contar con una habitación en exclusiva en la que poder trabajar, pero muchos no contamos con ella y no queda más remedio que crear una zona de trabajo en otro sitio. Por eso, vamos a compartir algunas buenas ideas que seguro os inspiran para que tu salón, el dormitorio o incluso el pasillo pueda convertirse en tu oficina en casa.


Consejos para montar tu oficina sin salir de tu hogar 

Fotografía IKEA


1. Localiza el lugar más tranquilo para desarrollar tu teletrabajo desde casa 

De sobra sabes que ha de ser un lugar en el que no hayan ruidos y que además sea capaz de permitirte concentrarte. Pero además de eso, debe ser un sitio donde la conexión a internet no nos falle y que tenga enchufes cerca para conectar el portátil o tu PC, el teléfono móvil y toda esa tecnología sin la que no somos capaces de hacer nada productivo. Trabajar en casa por internet es más fácil si tenemos todo bien a mano.

↪ Sirva el ejemplo de mi casa: ya sabéis algunos que durante mucho tiempo desarrollé mi trabajo en el salón por no tener libre otra habitación en casa. Podéis verlo aquí: mi despacho en el salón.

Fotografía Una Pizca de Hogar 



2. Un lugar donde no pases frío ni calor y que tenga luz natural 

Fotografía IKEA

Para favorecer que te concentres en ese trabajo que has de desarrollar (y no en si tienes frío o calor, o si no ves la pantalla), lo mejor es localizar un lugar con luz natural. Si no es posible por la distribución de tu casa, o por ser un lugar en el que sabes que no te vas a poder centrar en el trabajo, debes elegir una luz similar a la del sol.

Usa un fleco con brazo y pantalla regulables, y con una bombilla LED capaz de regular el color y la intensidad de la luz. Suma algunas plantas para que tu entorno sea además agradable, y no te olvides de ventilar un par de veces al día (aunque esto seguro que ya lo estás haciendo multiplicado con 100 ¿no tenéis más ganas que nunca de salir al balcón o la ventana muchas veces al día?

↪ ¿Sigues sin verlo? Recuerda estas 10 ideas para crear una pequeña oficina o despacho en casa.

Fotografía IKEA

3. Divide la zona de trabajo de la de ocio

Fotografía IKEA

Una vez tengas claro dónde te vas a montar la oficina en casa, tienes que hacer una separación eficaz que haga que tanto tú como el resto de personas que viven en casa, sepan que ahí se está trabajando y que durante tu jornada laboral no se te puede molestar. Ya os adelanto que habiendo niños en casa esto es más difícil, pero así debería ser.

Fotografía IKEA

4. En la medida de lo posible elige muebles ergonómicos 

Fotografía IKEA

En estas circunstancias mandar un correo desde el sofá con el portátil no nos va a matar, pero convertirlo en rutina y desarrollar así la actividad hará que pronto tu cuerpo se resiente. Por eso, siempre que puedas, usa muebles ergonómicos y flexibles que te permitan trabajar cómodo.

Por experiencia personal os recomiendo una silla que os obligue adaptar una postura cómoda con apoyo lumbar y una altura regulable. Lo mismo para la mesa: por supuesto, se puede trabajar en la mesa del comedor, si no te queda otra opción. Pero en la medida de lo posible intenta montar tu rinconcito.

↪ Puedes seguir cogiendo ideas de aquí: dónde poner una zona de trabajo en un piso pequeño.


5. Busca accesorios que te faciliten el trabajo en casa 

Fotografía IKEA

Sobretodo cuando no tenemos sitio es cuando más creativos tenemos que ser. Utiliza cajas de cartón o de madera para tener el escritorio despejado y así centrarte en lo importante.  Si trabajas con orden te será más fácil centrarte en el trabajo y conseguir cumplir antes tus objetivos.

↪ ¿Sabes que si no tienes escritorio te puedes montar uno DIY? Apunta estos 8 escritorios DIY que se montan en menos de 5 minutos.


6. Organiza el material de trabajo para tenerlo a mano cuando lo necesites. 

Fotografía IKEA

Si tu escritorio está delante de una pared ¡aprovéchala! Mezcla baldas, estantes o cajas y crea así una estantería personalizada.

En las zonas que más cerca tienes deberías dejar lo que usas muy a menudo; y en zonas más alejadas, todas esas cosas que usas también pero con menos frecuencia. Siendo cautelosos con el orden, podremos empezar a trabajar antes y además ser mucho más productivos.

Recuerda que cuando acabes de trabajar todo debe de volver a su sitio, sobretodo cuando ubicamos el despacho en casa en un dormitorio o zona común, pues de esa manera podrás desconectar del trabajo, descansar y disfrutar de la familia.

Desde este pequeño altavoz me gustaría recordaros a todos que es muy muy importante quedarse en casa. Llenar los balcones de arcoiris y refugiarnos en lo único que tenemos: esperanza.

#YoMeQuedoEnCasa #TodoIráBien ¿Y tú?




*Fotos cortesía de IKEA + Una Pizca De Hogar.




ARTÍCULOS RELACIONADOS: 


✨ ¡Únete a mi canal de TELEGRAM para no perderte nada!  ¡Hasta pronto!✨
      Maribel ♡

Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios