31 ideas para decorar pisos muy pequeños

1



¿Cómo cuánto de pequeño? ¿60, 50, 40 metros? En realidad la cifra la pones tú porque lo que para unos puede ser algo excesivamente pequeño, para otros un espacio más que suficiente. Lo que debes tener claro es que tener un espacio mínimo no es sinónimo de no desastre, si sabes sacarle partido. Recapitulamos 31 ideas para que gracias a algunas reformas o la decoración seremos capaces de darle el estilo y las soluciones que merece. 



Tomaremos como ejemplo, un piso de alquiler de 40 metros. Ideal para urbanitas, que buscan espacios con mucho estilo y personalidad. Es una maravilla que vimos en la revista Mi Casa, con un proyecto de reforma de la arquitecta Mariona Gorgorió y fotografías de Miriam Yeleq.

Fijándonos en sus soluciones nos ponemos el reto de mejorar cualquier piso pequeño. Con estos truquitos es mucho más fácil que lo consigas: 


Miriam Yeleq


1. Optimiza el espacio todo lo que puedas. Comienza haciendo una buena limpieza general de cosas que no necesitas o directamente no usas. Se puede decorar un piso pequeño con encanto sin "atiborrarlo" de cosas. 

2. Un "buen" armario empotrado soluciona de golpe todo el espacio de almacenamiento que cabe en 5 piezas sueltas. Sobretodo si lo aprovechas bien. Más clásicos, urbanos, mediterráneos... La decoración de pisos pequeños modernos nos pide armarios con puertas que pasan desapercibidas, pero en otros más clásicos, también para no molestar a la vista. 



Miriam Yeleq


3. ¿Tienes un armario empotrado? Conviértelo en tu solución para guardar con cabeza. Vístelo por dentro con soluciones adaptadas a lo que quieres guardar. Por ejemplo, un altillo en el que sí caben las maletas, baldas deslizantes en la parte más baja para los zapatos, un pantalonero donde poner todos los pantalones. La decoración de pisos muy pequeños nos pide soluciones "muy" prácticas. 





Miriam Yeleq

4. Cuida la estética de los armarios: pintados de blanco (como las paredes), quítale los tiradores, paneles papel pintado o cambia el frente. Cuanto más camufles el armario ¡mejor!

5. Sé práctico, con el menaje de la cocina, las toallas o sábanas que acumulas. No hace falta tener 4 juegos de cada cosa. Invierte en tejidos de algodón 100% que puedas lavar y secar tranquilamente en pocas horas.



Miriam Yeleq


6. Los muebles, pocos y mejores. Porque más vale poco y bueno, qué mucho y poco práctico. Date el capricho de invertir en algún mueble de madera natural que te enamore y no seguro que no te da pereza que vaya contigo en todas tus mudanzas. ¿Entonces no puedo decorar un piso pequeño con muebles de IKEA, por ejemplo?  Por supuesto se puede amueblar un apartamento mini de manera barata, pero un mueble con personalidad siempre pone una nota de estilo que lo hace diferente de cualquier ambiente desangelado que puedas ver en una exposición. 




7. Muebles con tacones: porque parecen más altos y más ligeros ¡y se limpia mejor por debajo! Aparadores y sillones parecen mucho más ligeros si están sobre patas. 

8. Mesa auxiliar en el salón: mejor varias pequeñitas, o incluso un puf que igual sirva para sentarse que para descansar una bandeja.


Miriam Yeleq


9. Cuidado con el color: paredes claras, color en los tejidos. Elige una paleta de color y no te salgas jamás de ella. 

10. Mucho cuadro en las paredes ¡no, no y no! Igual que los muebles. Mejor poco y que te enamore. 

11. Si una puerta no se usa nunca ¡fuera! En las reformas de pisos pequeños se suelen dejar vanos abierto, o instalar puertas correderas. Con lo que se llevan las tipo granero sería fantástico que te hicieras con una de ellas. Pero si buscas efecto instantáneo, rápido y barato, simplemente descuelga las puertas. 

12. No te olvides de la luz: no sirve una en el techo del salón y listos. Con varios puntos conseguimos que tu casa parezca mucho más grande y no quede ningún rincón oscuro que la haga parecer cueva. 


Miriam Yeleq


13. Instalaciones vistas ¿qué hago con ellas? En realidad hacerte a la idea de que tienen que convivir contigo. Dale una mano de pintura del mismo color que la pared, y listo. 

14. Elige piezas dos por uno como un sofá que sea también cama, una cama con cajones debajo, una descalzadora con espacio para guardar dentro. 

15. Mejor un sofá grande y en L (con chaise-longue o no dependiendo de la planta de la habitación) que dos que ocupen demasiado. 

16. Piezas a medida no muchas pero sí las necesarias. Son más caras, estamos de acuerdo, pero si la casa es tuya te compensa poner un mueble en el baño que encaje perfectamente y aproveche hasta el mínimo espacio. 

17. Zonas de algo más que paso. ¿Quién dijo que en un pasillo no se pueden poner un par de taburetes para desayunar en una barra? ¿o un escritorio en una zona en la que se ensancha?

18. Zonifica gracias a las alfombras. Especialmente en salones que también son comedor o cocina o que incluso incluyen una cama. 


Miriam Yeleq


19. Los espejos hacen milagros: en un rincón oscuro, en un baño sin ventanas, en un dormitorio con un gran armario empotrado. 

20. Saca todo el partido a lo que te encuentres: un pilar en el dormitorio puede servir para instalar una librería a medida en el hueco. 

21. Soluciona un rincón sin gracia con un rollo de papel pintado: es barato, rápido de instalar y de quitar si te cansas. Una solución de 10 en pisos de alquiler. 




22. Rescata algo de casa de la abuela. Decorar con cosas de yayas está de moda. ¿Qué te cuesta probar?
Segunda mano, sí pero con cuidado. Visita ferias y rastros, pero vete con ojo de lo que traes a tu casa (te lo dice alguien que tiró todos los muebles de casa por una plaga incontrolable y súbita de carcoma). ¡Mucho cuidado!

23. Despeja las zonas de paso para no ir esquivando muebles o trastos. Las mesas bajas mejor redondas (para que las rodillas no se quejen) y todo lo que se pueda colgar en la pared, trastos que evitamos abajo. 


Miriam Yeleq

24. Redistribuye el salón según prioridades. Quizás te convenga alejar el sofá de la pared y en su lugar acertar una mesa cuadrada. 

25. Adiós cortinas pesadas, hola nuevos estores. Del material que quieras, pero a ser posible de los que matizan los rayos del sol. Si necesitas que tu cuarto se quede totalmente a oscuras, puedes usar dos estores y poner uno de ellos opaco. 

26. Una mesa redonda sienta a los mismos en un espacio más pequeño. Haz la prueba y verás cómo te convences. 

27. Soluciones voladas o incluso abatibles. Especialmente en la cocina o en el dormitorio de los niños. Pon un escritorio volado y gana espacio debajo para poner una cajonera o un carrito con ruedas con todo el material. 


Miriam Yeleq

28. Un mismo suelo estirará los metros. ¿Y si no quiero hacer reformas? Sin problema, ponle encima un vinilo. 

29. Sillas sin reposabrazos. Para sentarnos más cómodos a la mesa y no andar reclamando nuestro espacio. 

30. Mira hacia arriba a la hora de guardar. En los armarios, pero también en el salón o la cocina a la hora de almacenar esas cosas que necesitas en tu vida. 


Miriam Yeleq

31. Quita las cortinillas del baño. Invierte en mamparas transparentes que hagan el mismo papel sin molestar. Hoy hay modelos a los que la cal simplemente les "resbala" para que no te agobies con su limpieza ni mantenimiento. Cuestan un poco más caras pero merecen un montón la pena. 
 

* Amplia descripción y más info en Mi Casa
Una familia de 4 en una casa de 30 metros cuadrados


✨ ¡Únete a mi canal de TELEGRAM para no perderte nada! ¡Hasta pronto!✨ 

Maribel ♡

Entradas que pueden interesarte

1 comentario