Minimalista y natural: la deco de un apartamento con cosas de segunda mano y de IKEA

1
Salón de estilo minimalista con división de vigas de madera


La teoría de un hogar minimalista nos la sabemos: tu vida puede ser mucho más feliz si vives con menos. El problema es que en la práctica nos cuesta un poco encontrar el equilibrio entre vivir con lo esencial, o dejar 4 paredes desnudas. La joven pareja que vive en este apartamento de Alemania, tenía claro que se podía vivir con menos y también que no iban a desperdiciar nada de lo que fueran encontrando en su reforma. Echar un vistazo de todas las soluciones ingeniosas que aplicaron y cómo su humilde casita hoy puede presumir de aparecer en las revistas. Te atraiga o no el rollo minimalista, este pequeño apartamento tiene muchos elementos para enamorar. 




Cubierto con moqueta y con un papel pintado brillante, la casa había permanecido 40 años sin tocar, así que lo primero que hicieron fue derribar algunas paredes para ampliar la sala de estar combinando dos habitaciones. Al hacerlo descubrieron las vigas de madera que vemos en las fotos y que de manera discreta permiten disfrutar de dos ambientes en un mismo espacio. 

Reconocerás en las fotos muchas cosas de IKEA, mezcladas con mil plantas y otros objetos procedentes de fuentes sostenibles. Cuentan que tienen 3 fundas para el sofá (igual que yo), porque es más fácil cambiar la funda que comprar un sofá nuevo. ¡Gran verdad!

Sofá de IKEA en salón minimalista

Lámparas de fibras naturales


En esta casa se mezclan muebles de estilo minimalista, con otros modernos o escandinavos, piezas de segunda mano (como el mueble de baño que decoraron e impermeabilizaron) y otros tesoros que descubrieron en mercados y tiendas de ocasión. Reciclar siempre es bueno y ¡muy sano! Además de que vale mucho la pena dar una nueva vida a cualquier viejo objeto. 




Mención especial merece la cocina. Se nota que su propietaria (Cosima) trabajó en IKEA buscando soluciones prácticas para sus clientes. Ella misma dibujó online toda la habitación y creó diferentes combinaciones hasta dar con la perfecta. 

cocina vintage

Cocina con módulo IVAR de IKEA


El resto de muebles vienen de la casa vieja. Incluso hay un par de sillones rescatados de un cuarto en casa de la bisabuela, y que ahora han encontrado un flamante lugar en la cocina. ¿Te imaginas tomar el desayuno en una mesa baja y sentando en un mullido sofá? 

Copia la idea del armario de la cocina (abierto y con estantes para dejar muy a mano lo que usas todos los días), o en el dormitorio con un módulo IVAR que te facilita mucho la tarea de volverte minimalista porque cabe lo justo y necesario (además parte a la vista). Soluciones fáciles de copiar, económicas y además de las que merece la pena imitar: ¡Tiene que ser una maravilla no tener que hacer cambio de armario! 

Dormitorio minimalista con cama de hierro

Sistema de armarios IVAR de IKEA en dormitorio

Baño con mueble reciclado



"Para nosotros, el hogar no es un lugar, sino una forma de ser. Vivir con menos se vuelve más fácil. Si nos mudáramos mañana y dejáramos todas nuestras pertenencias aquí, podríamos hacerlo fácilmente", cuentan los dueños de la casa. 

 

Desde luego, razón y buen gusto, no les falta.  ¿Qué te parece a ti el estilo minimalista? 


Diseñador de interiores: Ashlyn Gibson
Foto: Benjamin Edwards.  


ARTÍCULOS RELACIONADOS: 


✨ ¡Únete a mi canal de TELEGRAM para no perderte nada!  ¡Hasta pronto!✨
      Maribel ♡

Entradas que pueden interesarte

1 comentario