Camas continentales: por qué elegirlas y conseguir un look suite de hotel

0
Dormitorio con cama continental moderno


Si crees que todas las camas son iguales es porque no has visto (o dormido) en una cama continental. Son elegantes, muy sofisticadas y además súper cómodas. Hoy te contamos por qué elegir una cama continental, cómo vestirla y todos los detalles para que tu dormitorio no tenga nada que envidiar a la mejor suite de un hotel de cinco estrellas. ¿No es genial?



¿Qué es una cama continental?

Es un tipo de cama en la que en la misma pieza se incluye cabecero, somier, canapé abatible o prácticos cajones, colchón y algunas veces pies. Básicamente una estructura de cama robusta, elegante y sofisticada, que siempre pone el punto "glam" en cualquier dormitorio.

¿Y todas son de madera? No, para nada. Echa un vistazo en Siblo.es y verás que hay infinidad de acabados: tapizado liso en terciopelo, acolchado, tipo capitoné… Además en todos los colores que imagines.

Este tipo de camas se lleva muy bien con los ambientes más selectos. Por eso, tonos como el gris, el verde botella, el granate…, ¡le sientan de maravilla!

Dormitorio con cama continental clásico


No es solo un cabecero es la cama entera

Otro de los factores que nos hace elegir camas continentales es que no se pone solo el foco en el cabecero, sino en la cama entera con sus laterales del mismo material elegido.

Piensa que el tapizado puede cubrirla por completo, dando la sensación de un “todo en uno” mucho más elegante y sofisticado que si lo compras por separado.

En este tipo de camas, la mayoría de las veces se puede meter el edredón por dentro (y por las esquinas) y dejar a la vista otro elemento que muchas veces pasamos desapercibido: las patas. Cuadradas, cónicas, invisibles o con mucha fuerza y carácter. ¿Cuál elegirías tú?

Elegir una cama continental con almacenaje siempre será garantía de contar con, un nada despreciable, espacio extra para guardar edredones, nórdicos, abrigos, zapatos o cualquier cosa que quepa debajo de la cama.





Cuestión de tamaño

Aunque tengas la sensación de que es una cama rollo “king size” de hotel, hoy en día son un tipo de camas que se adaptan a dormitorios de todos los tamaños (incluso los que van más justitos de espacio).

Quedan de muerte en los de estilo más chic o elegante, pero también puedes imitar el efecto midcentury, si te atreves a mezclarlo con luminarias doradas, mesitas de cristal y metal y acabados de mármol.

Estas camas piden textiles con un punto extra de glamour. Por eso dentro de lo que son colores claros, te puedes atrever con telas más gustosos (lino, terciopelo, algodón orgánico egipcio de más de 300 hilos).

Dormitorio moderno con cama continental

Juntos pero no revueltos

Es un punto muy a favor de las camas continentales la posibilidad de poder elegir somieres y colchones distintos para dormir en pareja pero cada uno en su cama.

Es una queja bastante recurrente: nuestra pareja puede necesitar un colchón muy distinto a nosotros por su tamaño, su forma de dormir o sus gustos. Algunos son frioleros, otros pasan calor hasta en invierno. Una cama continental nos permite disfrutar de un único lecho a la vista, pero de dos camas totalmente independientes en lo que se refiere a dormir.

De esta manera uno puede dormir en un colchón de muelles porque le gusta dormir fresco en invierno y verano, y el otro en uno de viscoelástica o de látex, para sentir el cuerpo más arropado.


¿Sabes qué hacen algunos para que la cama se haga más fácilmente? Ponen un "topper" encima (un colchón muy finito) para unificar ambas camas. Algunos modelos de camas continentales, incluso llevan de serie este colchoncillo. De esa forma podéis compartir nórdico (si queréis), o usar cada uno el vuestro, como si se tratara de dos camas individuales.



Dormitorio con cama continental

 

Siempre al servicio de la innovación

La más reciente novedad en camas continentales da un paso más, no quedándose solo en la estética. Siblo tiene incluso un modelo de cama continental más moderna que encajaría muy bien en un dormitorio más juvenil o minimalista, en blanco y gris con posibilidad de instalar adicionalmente una tira de LED en el cabecero. ¿Te imaginas?

Cómo se viste una cama continental

La verdad es que son modelos de cama que visten por sí solos: no necesitan ropa de cama para llamar la atención. Por eso en este caso, es mejor elegir ropa de cama de colores suaves, con algún toque de color en las fundas de los cojines. 

¿Vas a elegir una cama continental tapizada? Pues entonces tendrás que contar con su color para que sirva de base a todos los textiles que añadas a la cama: fundas de cojín, algún plaid o mantita, el nórdico…


¿Y tú, estás pensando en cambiar la cama clásica por un modelo continental? ¿Has probado alguna vez a dormir en alguna? Anímate a compartir tu experiencia con un comentario.



ARTÍCULOS RELACIONADOS: 


✨ ¡Únete a mi canal de TELEGRAM para no perderte nada!  ¡Hasta pronto!✨
      Maribel ♡

Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios